Sabemos lo difícil que es encontrar un método perfecto para mantener la piel hidratada y joven, es por eso que te damos una rutina de día y una de noche:

Rutina de día para el cuidado de la piel

Limpia

La piel produce sebo a medida que se regenera durante la noche y la limpieza de cada mañana eliminará el sebo. Hazlo con agua fría, sobre todo si tienes piel grasa o con tendencia al acné

Aplica un tónico
El tónico elimina cualquier indicio de limpiador, refresca la piel y restablece su pH natural

Usa crema

Aplica crema humectante en toda la cara y el cuello, una vez que la apliques, deja que se absorba

Usa protector solar

Aunque muchas cremas de día incluyen factor de protección solar (FPS), normalmente es de 15 y la piel necesita un FPS superior a 30

* Debes dejar que absorba antes de maquillarte

Rutina de noche para el cuidado de la piel

Lava tu rostro

Seas hombre o mujer, te maquilles o no, siempre limpia tu cara para eliminar suciedad, sudor y grasa. La higiene ayuda a que la piel se oxigene y quitar las obstrucciones que podían tapar los poros

Tonifica

Refresca tu piel con un Suero/serum o aceite facial

Aplica crema humectante


Sellará el suerum y atraerá la humedad del aire para hidratarte

Usa crema de ojos para reparar los tejidos

Si requieres ayuda con un padecimiento de la piel en específico, contacta al dermatólogo Dr. Carlos Romero Fernández.